Carrito 0

Ray Bradbury

Hijo de padre americano y madre sueca, Ray Bradbury fue un niño algo sedentario que sufría de pesadillas, pero era un ávido lector que disfrutaba enormemente de los cuentos de los hermanos Grimm y las historias de Oz, de L. Frank Baum. Durante toda su vida sostuvo ser descendiente de una de las brujas de Salem.

Sus libros vendieron más de ocho millones de copias en todo el mundo y han sido traducidos a más de treinta y seis idiomas. Sus dos obras más célebres son Farenheit 451 Crónicas marcianas. A esta última pudo haber pertenecido en origen el cuento que hoy publicamos, Eran morenos y de ojos dorados (o cómo dar un nombre). Fue con este subtítulo (Cómo dar un nombre) que el relato se publicó por primera vez en 1949 en la revista Thrilling Wonder Stories. Posteriormente fue incluido en la antología de cuentos llamada Remedio para melancólicos (1960).

Nadie como Bradbury ha ficcionado Marte, el misterioso planeta rojo; nadie como él ha analizado la biología y la conducta humanas en mundos distópicos de ambientación marciana.

Este memorable autor conforma con Isaac Asimov y Arthur C. Clarke el triángulo mágico de escritores del género de ciencia-ficción. Junto con su legado literario, la huella de este autor quedará para la posteridad en el asteroide que lleva su nombre y en el cráter de la Luna que en su honor fue bautizado como Cráter Dandelion, inspirado en su libro El vino del estío.

Sus libros

Suscríbete al boletín y ponte al corriente de todas las novedades